La Nau Ivanow de Barcelona acogió el 20 Congreso del POR, los días 5, 6 y 7 de julio de 2013
Fue un acierto la combinación de tres Mesas – social, nacional, de la mujer- y un Acto político en diálogo multilateral con otras tendencias revolucionarias. Las ponencias aportadas encauzaron los contenidos del debate congresual y contribuyeron a enriquecer la orientación política.

La acción de nuestra tendencia política se ve muy fortalecida ya que se da en función de experiencias sociales y políticas de gran repercusión política. El diálogo establecido ayuda a cada una de las partes y al conjunto de ellas.

El Congreso ha reflexionado sobre las perspectivas de la izquierda en la crisis económica, con que orientación progresar en una perspectiva de una movilización nítida a nivel europeo. La acción y derechos cívicos y sociales son el hilo conductor para afrontar los retos y tareas actuales. En la lucha por liberación nacional y los procesos constituyentes se forja un compromiso en favor de la ruptura constitucional del reino de España y por la libertad soberana de los Pueblos.

La realización en Cataluña de la Consulta para decidir configura la clave para el progreso democrático.

La superación de la violencia de género es un aspecto básico en la lucha para enterrar el dominio del patriarcado y para conseguir los derechos e igualdad real de la mujeres, pues son factor consustancial para un proceso revolucionario hacia una nueva sociedad.

Este Congreso ha mostrado como una pequeña tendencia, minoritaria entre la clase trabajadora, puede contribuir a ser fermento útil para una estrategia revolucionaria. En concreto al catalizar un diálogo entre organizaciones diversas. XM Beiras y Pernando Barrena expresaron la conveniencia de generar posiciones y vínculos de confianza política para poder conseguir compromisos que facilitasen la lucha social y democrática nacional. Marisa Fernández destacó el valor y la oportunidad de que un partido asuma a fondo las reivindicaciones por los derechos de las mujeres.

Esta función de interlocución y multidiálogo la realizamos desde la construcción de Izquierda Unidad y de Esquerra Unida i Alternativa. La defensa coherente de una alianza entre la izquierda federalista, soberanista e independentista la llevamos a cabo, con nuestra intervención, en el seno de Izquierda Unida y Esquerra Unida i Alternativa, y con la labor fraterna en organizaciones revolucionarias.

La concepción de la política en función de una táctica unitaria y un estrategia revolucionaria hunde sus raíces en lo mejor del ideario de Andreu Nin y de la experiencia política del POUM en la revolución y la guerra civil española. De esta fuerza se nutre nuestra tendencia y aquí es donde en gran medida se fundamenta nuestra vocación revolucionaria.
Para mejor ejercer su función política constructora, el 20 Congreso resolvió que el POR pasa a denominarse La Aurora, organización marxista.