Tito Prado (Huamachuco, 1949 – Lima, 3 de junio de 2021)

La Aurora (organización marxista) en el Estado español, expresa nuestro sentido pésame por la muerte del camarada Tito a sus hijos, a sus camaradas de Perú, a todas y todos los de su corriente internacional. Es un momento triste y doloroso para todas las personas que lo han conocido.

Tito Prado estuvo militando en Barcelona con el POR en los años 90, cuando desde la LIRCI i la LIT-CI fundamos la Unidad Internacional de los Trabajadores, UIT. Tres años después se trasladó a Paris, siguiendo el trabajo internacional. Tito, junto con Pedro Fuentes, Andreu y seguidamente Alfons, formó parte del Secretariado internacional de la UIT.

Ese trabajo internacional conjunto entre corrientes que venían de experiencias y prácticas muy diferentes nos cambió a todos y todas. Nos abrió nuevas perspectivas. Nos abrió la mente. Caía el muro de Berlín y se abrían posibilidades de reanudar la lucha revolucionaria. El estalinismo se hundía y las movilizaciones obreras llamaban a la puerta. Superamos los enfrentamientos políticos del pasado para tratar de levantar una nueva internacional que recogiera las lecciones del pasado pero acorde con los nuevos tiempos.

No nos fue posible. Las fuerzas reunidas en torno a la UIT fueron aún insuficientes, en comparación con el objetivo que nos propusimos. Y la inercia del pasado volvió a alejarnos, a poner debates como obstáculos, a regresar a nuestros territorios.

Sin embargo, la camaradería, entusiasmo y sincera amistad entre ese equipo jamás se perdió. Tito fue un camarada siempre animoso, siempre dispuesto a defender con pasión sus ideas. Su intransigencia revolucionaria se combinaba con su calidez humana, su deseo de aprender nuevas culturas, de vivir. Participó en batallas junto a camaradas y fruto de su paso por Catalunya se unió con una de las mejores compañeras que tenía el POR, militante y dedicada a nuestra revista, «La Aurora»: Mercedes Gascón. Cuando regresó a Perú tuvieron dos hijos, Marcelo y Cristina. Lamentablemente, Mercedes se fue muy pronto y dejó a Tito la tarea de cuidar y levantar solo a ambas criaturas. Tito siempre expresó su amor por Mercedes y diría que nunca logró encontrar otra como ella.

Nos hemos ido encontrando con Tito. Cuando visitaba España por la familia, y en reuniones de la Fundación del PSOL de Brasil, convocadas por los camaradas de corriente, el MES. Los años pasaban, pero él seguía siendo el dirigente de su organización, en la actualidad de la corriente Súmate y del partido Nuevo Perú; actuaba con una responsabilidad y madurez acrecentada por las experiencias de su compromiso en los debates internacionales. Siempre apasionado, pero con mayor control y precisión del discurso. Eso hacía que fuera en aumento el interés compartido por cada una de nuestras experiencias políticas.

Nos deja un dirigente que tenía un valor político muy grande para su país y para el internacionalismo. Nos deja un amigo, un hermano peruano. Le recordaremos siempre con su sonrisa y optimismo. Tenemos presente su lucha para seguir la misma batalla por la que le conocimos.

Tito te llevaremos en nuestra sangre combativa, revolucionaria, siempre enraizada en la clase trabajadora. La humanidad socialista nacerá, enterrará los privilegios y la opresión. La comuna fluye desde la lucha social, se abre camino como una fuerza de la naturaleza. Es un río que supera mil vericuetos, horada rocas y supera obstáculos que parecen insalvables, hasta desembocar en el gran mar.

Tito sigue presente, vive en los y las camaradas de La Aurora.

Un caluroso abrazo,

La Aurora (organización marxista)